Compañía

¡Feliz día mamá!

No tengo miedo a morir porque ya he estado en el cielo, es ese lugar cálido donde descansar mi cabeza; el regazo de mi madre.

Esta semana se celebra el día de las madres. En México es el 10 de mayo y en otros lugares como Venezuela y Estados Unidos es el Domingo 12.

Para mí todos los días son el día de la madre. Sin embargo me encanta poder celebrar la decisión de mi mamá de tenerme. Sin mis padres yo no estaría aquí ðŸ˜‹

El rol de mamá en nuestra vida es fundamental… De hecho, nuestra historia comienza justo en su vientre, y nuestra responsabilidad es reconciliarnos con el inicio de nuestra historia.

No hay mamá perfecta, ni consejos perfectos. Cada quién habla de acuerdo a como le va en la feria.

Por años pensé que mis padres no debieron ser padres. Para mi era muy fácil juzgarlos y criticarlos porque no hacían lo que yo consideraba lo ideal para mi crianza, pero la vida me demostró, lo equivocada que estaba.

No hay maternidad perfecta, todos cometemos errores y eso es un requisito de estar vivos.

No se que habría sido de mí sin todos los momentos que viví con mi mamá (buenos y malos), realmente no sé que sería de mí… ella fue uno de los motivos por el cual dejé mi país y comencé aquí y también fue por ella que me levanté, después de una de las crisis más difíciles de mi vida.

En ambos casos no fue por sus palabras de aliento ni su motivación, fue por demostrarle que yo tenía las riendas de mi vida. Si mi mamá hubiese sido una “dulce mamita soluciona todo”, yo no hubiese despertado a la vida y no me habría movido a ser la mejor versión de mi.

Soy muy afortunada, porque en poco tiempo amé y odié a mi mamá con toda la intensidad que se puede sentir, y hoy puedo reconocer lo perfecta que fue nuestra relación para mi existencia.

Hoy soy quién soy gracias a lo que aprendí de mi mamá. Por eso estoy eternamente agradecida con ella. Aunque su tiempo en este plano se terminó sé que sabe todo lo que le agradezco.

No esperes a que se termine el tiempo, reconcíliate ahora con tu historia personal. Inicia perdonando lo que no comprendiste cuando ibas creciendo, aunque la vida puede parecer muy dura en sus lecciones. Esas lecciones tienen grandes perlas de sabiduría en su interior. Solo tienes que salirte del piloto automático, realizar una profunda conexión contigo mismo/a y zambullirte en tu experiencia para que el conocimiento se convierta en sabiduría.

La vida es muy corta para desperdiciarla con rencores, pero tampoco te tragues la emoción negativa, reconócela, comprende para que estás viviendo lo que estás viviendo y crece a partir de ahí.

Todos somos responsables de nuestra experiencia, perdona, perdónate y libérate.

¡Feliz día de las madres!

Con Cariño
Jany

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.