Salud y Bienestar

Hábitos. Nutrición. Ejercicio.

Como buena obsesionada del bienestar holístico (bienestar de mente, cuerpo y alma) me he pasado una buena parte de mi vida buscando el equilibrio en mi propio ser. Siempre he querido sentir energía, vitalidad y por supuesto, he querido verme bien.

Cuando llegué a México, hace más de 14 años, muchas cosas cambiaron para mí. Algunas cosas fueron manejables y otras representaron un reto. Pero lo que realmente se convirtió en una lucha interna fue mi peso.

Aumenté 10 kilos en 6 meses. Por alguna extraña razón (la cual no entendía en aquel momento) por más que hacía, no podía bajar de peso. Por supuesto, esto me impulsó a buscar soluciones de todo tipo y por muchos largos años me dediqué a estudiar mi cuerpo, los alimentos y el ejercicio.

Hice todos los tratamientos habidos y por haber, me sometí a terapias dolorosas para quemar grasa e hice todas las dietas de moda y las antiguas (que le habían funcionado a mi mamá) también.

Al principio todos los tratamientos funcionaban genial, pero al poco tiempo, el rebote era desgarrador. Al cabo de un tiempo me encontraba de nuevo en el punto de partida. Sintiendo una gran frustración y sensación de fracaso. No entendía que pasaba conmigo. Muchas veces me dije: no sirvo para esto, no puedo hacerlo, es muy difícil... 

Yo nunca había tenido sobrepeso, siempre fui ágil, delgada y atlética y ahora sentía que mi cuerpo no era mío.

Así que, descubrir que me estaba pasando se volvió una obsesión para mi. Hasta que finalmente comprendí que el problema no era la comida, ni el ejercicio.

Sé que muchos batallan con este tema, así como yo lo hice. Y si son como era yo, lo más probable es que ya hayan tirado la toalla varias veces y hayan decidido resignarse quedarse gorditos, diciéndose a si mismos: no hay nada de malo en estar gordito/a es normal y no pasa nada. Pero la realidad es que si pasa. Tener sobrepeso no solo afecta nuestra salud, también afecta nuestra autoestima, energía y limita las cosas que pensamos que queremos hacer.

Cabe destacar que no soy nutricionista, ni dietista ni poseo algún título universitario que me acredite como una persona que pueda tratar la salud como un médico especializado, por lo que este programa no tiene un enfoque médico.

Lo que ofrezco con el programa que diseñé es la comprensión de qué nos mantiene donde nos encontramos y que debemos hacer para transformarlo.

Cada persona es única, así como lo son sus experiencias de vida, por lo tanto, cada quién responderá de manera diferente tanto a lo que le sucede, como a los cambios de su cuerpo conforme va envejeciendo. Como seres humanos somos seres integrales, no podemos ver nuestra vida por partes, porque una parte afecta siempre al todo.

Por lo tanto, algunos síntomas de incomodidad física, problemas de peso, estrés e incluso cambios de humor se pueden estabilizar con un plan integral de bienestar y salud que tenga cuerpo, mente y espíritu. El cual, a su vez se debe poder combinar con el tratamiento médico existente, si ese fuera el caso.


 

¿QUIERES SENTIRTE Y VERTE BIEN?

Se lo difícil que es ser mantenerse en un plan de alimentación y ejercicio y más si no tienes la psicología adecuada, por lo que he diseñado un programa integral que te lleva de la mano para que de forma consistente puedas lograr los cambios que deseas en tu salud y cuerpo.

Si deseas más información sobre el programa Agenda una sesión de descubrimiento sin costo conmigo. Durante esta llamada de 60 minutos tendremos la oportunidad de conocernos y de entender tus metas, te daré toda la información que necesitas sobre el programa, y aclararé todas tus dudas y juntos/as determinaremos si este es el programa adecuado para ti.

Agenda ahora mismo tu sesión gratuita aquí —>