fbpx

Amor vs Enamoramiento

Desde que tengo uso de razón he estado bajo la influencia del enamoramiento. No sé si se deba a la influencia de los medios de comunicación a mi temprana edad o a que era una niña precoz.

La verdad es que estuve enamorada de todos los protagonistas de las telenovelas que consideraba guapos, cantantes, jugadores de fútbol y hasta de los personajes de las caricaturas (ejemplo: Terry de Candy Candy).

Cuando tuve mi primer novio de manita sudada en 5to de primaria, no tenía idea de que cosas se tenían que hacer; solo esperaba que me llamara y me dijera cosas lindas. Pero él no tenía esa intención, por lo que no duro más de un mes esa relación.

Cuando entré a la secundaria, el niño más guapo de la escuela vecina, que era varios años mayor que yo, me pidió ser su novia y no le creí, le dije: ¡claro que no!, vas a terminar haciendo una broma de mí, me llevas mil años. Me persiguió por toda la escuela diciéndome cosas para convencerme. Hasta que le dije que Sí!

Un mes o más después, me cambió por otra niña de su edad y me habló por teléfono para decirme que no era yo, era él!! ¬¬ Mi pequeño corazón estaba furioso y roto. No entendí que pasó… (ay ajáaa)

Las cosas no mejoraron con los nuevos enamorados. Ahora se agregaban exigencias, celos, manipulación y discusiones sobre ¿por qué no me llamassssteeeee?!!! De ambas partes.

Cuando las cosas estaban bien, se sentía delicioso el sentimiento, mariposas en la panza, regalos, flores, chocolates. Tuve un enamorado que por teléfono me ponía canciones de Brian Adams, me iba a buscar a la escuela y me acompañaba caminando a mi casa. Todo era tan hermoso… Hasta que ya no.

Cuando llegué a mi edad adulta, las cosas no habían cambiado mucho, todo empezaba como cuento de Hadas y al poco tiempo, puff! La relación colapsaba. Otra vez: ¿con quién hablas? ¿Por qué no me llamaste? ¿A q hora nos vamos a ver? ¿Por qué tan tarde? ¿Qué estás escondiendo? ¿porqué ya no me quieres :(? Y Así empezaba el ciclo: drama… drama… estrés… colitis nerviosa… estreñimiento… fin de la relación… despecho, alcohol y música para ahogar el despecho y unos días después… Vamos de nuevo a la carga, a ver a quién conocemos por ahí!!

En mi época no existían las apps de ahora. En aquel entonces había que salir y socializar con las personas. Y así volvía a empezar el ciclo.

El enamoramiento se sentía como una droga, al principio sientes que flotas y después que pasa el efecto, ¡pum! el madrazo (golpe) contra el piso… el corazón partido, miles de preguntas sin responder, inseguridades, tristezas y un profundo sentimiento de desolación.

El problema desde mi perspectiva es que nadie nos ha explicado de qué se trata el amor. El amor lo hemos aprendido en las telenovelas, en las películas y en los cuentos de princesas. Buscamos a nuestro príncipe en corcel blanco, basándonos en las características socialmente aceptadas:

  • Que tenga buena posición económica y profesional
  • Que sea guapo (porque necesitamos mejorar la raza)
  • Que tenga buenos principios y valores
  • Que tenga buenos detalles contigo y con tu familia, porque eso habla muy bien de él
  • Si trata bien a su mamá será un maravilloso esposo
  • Tiene que ser trabajador
  • Inteligente

Y de ahí en adelante, agregamos las características que nosotras pensamos son las ideales.

En el caso de los hombres, deben buscar mujeres que cumplan los requisitos de su mamá principalmente y luego los socialmente aceptados.

  • Que trabaje
  • Que sea guapa (porque necesitamos mejorar la raza)
  • Que tenga buenos principios y valores
  • Que tenga buenos detalles contigo y con tu familia, porque eso habla muy bien de ella
  • Si trata bien a su mamá será una maravillosa esposa y madre
  • Inteligente, pero no mucho, porque te puede hacer quedar mal y no debes correr ese riesgo.

Y de aquí en adelante, agrega las características que considere importantes.

¡Estas características no son lo suficientemente sólidas para basar una relación de hasta que la muerte nos separe en ellas!

Para empezar, el amor es la energía de la cual provenimos todos los seres vivos. Este es un principio universal, explicado en todas las religiones y filosofías.

Pero se ha diferenciado el amor universal del amor de pareja o romántico. Lo cual me parece que es el error que ha estado llevando a las personas a sufrir tanto en las relaciones de pareja, y definitivamente, para mí fue lo que me ocasionó tanto dolor en mis primeras relaciones.

Veamos las diferencias entre el amor universal y el amor de pareja:

Amor universal

Amor de pareja

  • Incondicional
  • Libre
  • Radial, abarca todo
  • Todos somos iguales
  • Omnipresente
  • Sin títulos
  • No hace daño

  • Condicionado
  • Posesivo
  • Selectivo solo una persona
  • Hay jerarquías
  • Tiene que estar presente
  • Tiene títulos (novia/o, esposo/a, etc.)
  • Hiere

Estas diferencias son la base de todo el desastre que encontramos en las relaciones. Cuando una persona condiciona a su pareja a que haga lo que ella quiere, coarta la liberta de esa persona. Impone su forma de amar, establece jerarquías, no lo deja ir sin ella a ninguna parte, tiene que presentarla con el título y a veces lastima, con el tiempo se fractura la relación.

Las mujeres tendemos a aprisionar a los hombres, pensando que esto hará que sean para siempre fieles. Cuando la verdad es que el hombre y la mujer serán infiel si le da la gana de serlo.

Todos nacimos libres y nuestro derecho divino es el amor. Somos profundamente amados por la energía creadora. Estamos aquí para explorar todas las posibilidades y crecer a partir de nuestras experiencias. Comprender esta verdad es la que causa mayor conflicto en las personas.

Me dirás, pero si amo a todos por igual ¿cómo sería posible formar una familia o tener una relación de pareja comprometida y leal?

La respuesta a esa pregunta es el proyecto de vida. Cuando te encuentras con una persona que comparte tu visión de la vida, que quiere cosas parecidas a las tuyas, y que además te admira y te desea sexualmente, entonces has encontrado a tu pareja. No hay necesidad de prisiones, no hay necesidad de condicionar, ni de amenazas. Porqué decidieron estar juntos, porque hay razones fuertes sobre la cual se ha construido la relación.

El amor es de puertas abiertas. Mi maestro el Dr. Alfonso Ruiz Soto dice en casi todos sus seminarios: nadie ni nada me pertenece y no le pertenezco a nadie ni a nada. Si llevamos a la mínima expresión esta afirmación, podemos comprender que el amor más puro y verdadero es aquel que damos sin esperar nada a cambio, el que es libre y entregado sin condiciones.

Creo que es el momento de transformar nuestras relaciones, ¿tú qué opinas? ¿Cómo han sido tus relaciones? Cómo siempre lo mejor ocurre después del post, déjame tus comentarios y exploremos otra posibilidad.

¡Hasta la próxima!

Jany Agostini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.