fbpx

Los engañosos efectos del enamoramiento

Últimamente he notado que ha aumentado impresionantemente la cantidad de divorcios. Las explicaciones de porqué esto está ocurriendo son variadas, pero la que más he escuchado es que “nos empezamos a distanciar y ya no nos pudimos recuperar.”

Esta situación deja un gran vacío en las personas y un sentimiento de no ser suficiente, de incompetencia o culpabilidad.

Y yo me pregunto, ¿cómo puede ser posible que una pareja se distancie si cuando decidieron casarse había tanta conexión y química? ¡Sí! es cierto que las personas cambiamos con el tiempo, pero, hay algo de base que no está siendo considerado a la hora de tomar la decisión de pasar el resto de la vida con una persona.

El enamoramiento en palabras de mi maestro el Dr. Alfonso Ruiz Soto: “Es un malentendido que tarda, lo que tarda en aclararse”

Creo que todos hemos experimentado alguna vez sentirnos enamorados, sobretodo en la adolescencia. Los síntomas del enamoramiento son variados y van desde:

  • cosquillas en la panza
  • manos sudadas
  • nerviosismo por ver a la persona que nos encanta

Hasta sentir una conexión extrasensorial con esa persona, como por ejemplo: lo miré a los ojos y sentí electricidad recorrer todo mi cuerpo o rozó mi pierna y sentí un pum en el estómago.

Las mujeres tendemos a idealizar estas sensaciones, porque lo asociamos con los cuentos de princesas, donde siempre un príncipe viene al rescate. Además, lo catalogamos como “especial” porque despierta en mi todas estas sensaciones.

Hay personas más idealistas que podrían llegar a sentir que no pueden comer ni dormir, porque solo están soñando con su historia de amor.

En la adolescencia, cuando termina la historia de amor puede llegar a ser desgarrador, eso depende principalmente de la intensidad de las sensaciones y si hubo sexo.

Cuando nos hacemos adultos no hay mucha diferencia, lo que realmente cambia, son las intenciones detrás del enamoramiento.

En nuestra cultura, tanto las mujeres como los hombres, tenemos un tiempo establecido de cuando es socialmente aceptable que nos casemos y formemos una familia. Conozco muy pocas personas que no tienen en la mente entre los 20 y 30 años que deben casarse en ese periodo de tiempo. Las personas que no lo han hecho y pasan los 30 años, tienden a sentir que les falta algo, aunque algunos no lo manifiesten abiertamente.

Esta creencia, hace que más y más personas se casen solo por los síntomas del enamoramiento. Obviando los elementos fundamentales para crear una base sólida para el futuro.

Una característica importante del enamoramiento, es que las personas piensan que todas esas sensaciones descritas anteriormente, le dan el derecho de ser dueño de la otra persona y la obligación a la contraparte de someterse a las reglas que le imponga el otro.

Mientras se está bajo el “hechizo” del enamoramiento, las personas tienden a seguir reglas autoimpuestas y socialmente aceptables, hasta el punto de perder su identidad, es por esto que cuando el efecto pasa, las personas tienden a cambiar radicalmente su comportamiento, a veces con rechazo e ira.

Para mi casarse bajo los efectos del enamoramiento es lo que hace que al poco tiempo las personas se distancien y terminen divorciándose.

Pero OJO, esto es completamente normal vivimos en una sociedad que ve muchas telenovelas, y en ellas las parejas se enamoran con solo verse y sobrepasan miles de obstáculos solo por estar juntos.

Por otra parte, hay personas que sabiendo que están en el límite de la edad establecida buscan desesperadamente a la pareja perfecta, saltándose el enamoramiento, pero pasando a la pareja por la lista de requisitos socialmente aceptables para ser el compañero/compañero de vida.

Algunos de estos requisitos son:

  • ser de buena familia
  • tener una profesión redituable
  • tener la estatura, la complexión y color de piel apropiados
  • y otros de acuerdo a las creencias, condicionamientos y estereotipos de cada quién

Así pues con todo esto las personas se casan y piensan que serán felices para siempre. Hasta que un día sucede lo que nadie quiere ¡el divorcio!, pero si eran tan felices ¿qué pasó?

Las razones son infinitas y esas realmente sólo las conocen la pareja, pero algunas que he escuchado son:

  • nos distanciamos
  • me puso el cuerno
  • no lo o la tolero más

Estas parejas nunca se preguntan ¿Qué nos pasó? si todo lo que hoy me choca antes me encantaba. Lo que pasó es que ¡el hechizo del enamoramiento se esfumó! Y su relación estaba construida sobre bases que no tenían cimientos sólidos.

En resumen, el enamoramiento es una reacción bioquímica que se produce entre dos cuerpos o más. Su fundamento es netamente físico. Es esa necesidad de poseer el cuerpo de la persona, acelera el ritmo cardíaco y nos hace sentir de aquí soy y aquí me quiero quedar. Esta sensación me produce tanto placer que no me la quiero perder y quiero que dure siempre.

Bien es cierto que la química física puede perdurar toda la vida, pero el estrés y las emociones negativas lo pueden opacar, es por ello que no podemos basar las relaciones sólo en el enamoramiento. Todo eso es muy volátil como para soportar una relación de toda la vida.

¿Y tú que síntomas estás viviendo? ¿Te ha pasado que te deslumbraste por alguien para después decir cómo pude estar en esta relación?

Cómo siempre lo mejor pasa después del artículo, exploremos que está pasando en el mundo de las relaciones de pareja y echemos una mano a los que están pasando por una separación, Deja tus comentarios

En el siguiente artículo quiero hablarte sobre el amor

Hasta la próxima

Jany Agostini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.