fbpx

El Amor comienza en uno mismo

¿Recuerdas la historia de Romeo y Julieta?, ¿esa trágica historia de amor escrita por William Shakespeare, dónde dos adolescentes se juraron amor eterno y como las circunstancias no los favorecieron, decidieron quitarse la vida, porque estar separados era tan intolerable que preferían morir…?

Esta historia, como muchas otras han pasado de generación en generación, almacenándose en nuestro subconsciente, haciéndonos pensar que si no encontramos a esa pareja perfecta nos quedaremos solos y estaremos incompletos.

Esto sólo son creencias, que como mencioné se han almacenado en nuestro subconsciente, haciendo que nos movamos en función de encontrar ese amor perfecto que nos acompañe y nos haga un ser completo.

Comenzamos nuestra búsqueda del amor, cómo un náufrago busca tierra firme, nos inscribimos en portales, salimos con amigos, nos hacemos disponibles para encontrar a esa alma gemela, que viene a completarnos y hacernos felices. Pero no siempre funciona y a veces nos topamos con una pared del tamaño del muro de Berlín, y terminamos sintiéndonos solos, tristes, frustrados e incluso enfermos. Y comienza ese ciclo repetitivo de frustración y optimismo, hasta que un día decimos, ¡ya basta!, ¡el amor no está hecho para mí!

Cuando llegamos a ese punto generalmente, recurrimos a lecturas de auto ayuda; buscando soluciones y guías, para descifrar el enigma. Pero para la sorpresa de todos, siempre nos encontrarnos con lo mismo: “el amor empieza en uno mismo”. ¡Pero! ¡¿Qué demonios significa eso?! ¡¿Cómo es eso de amarme a mí mismo?!

Amarse a uno mismo es el proceso de reconocimiento propio, es decir, es el proceso de darnos cuenta de que estamos completos con o sin pareja y que no necesitamos nada fuera de nosotros para sentir amor.

Este es un proceso difícil, porque nadie nos ha explicado nunca esto. Puedes comenzar con estos 3 Tips para conectar contigo e iniciar el proceso de amor propio:

  • Mírate al espejo sin explorar tus imperfecciones y di: TE AMO _________ (tu nombre)
  • Una vez al día haz algo que te fascine hacer y que puedas hacer solo/a
  • Observa por un rato a un bebé o a las mascotas jugar, permite que el amor de lo que ves inunde todo tu ser

El amor está en todo lo que nos rodea. Es el aire, las flores, los árboles, el cielo, el sol, el vecino, el bebé, el perrito, el viejito cascarrabias que vive en el piso 5, la señora chismosa de la casa 43, el señor que maneja el transporte público que se atraviesa para pasar, el gobierno de Venezuela. El amor es la energía universal que engloba todo. No distingue, no discrimina y no ama solo a una persona.

Incluye todo y a todos. CONECTA CONTIGO Y AMATE CON TODA LA FUERZA DE TU SER y después verás cómo te encuentras con ese ser que resuena contigo y puede acompañarte en tu camino.

Hasta la Próxima

Jany

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.