Conocerte a ti mismo, ¿Cliché barato o Necesidad Imperiosa?

Quizás no tengas idea de por qué es importante conocerte a ti mismo. Y pienses que claro que te conoces porque llevas toda la vida viviendo contigo. Pero la verdad es que no es fácil conocernos a nosotros mismos y eso se debe a que en nuestra infancia no nos enseñaron a conectar con nuestra esencia, más bien siempre nos dijeron lo que no debíamos hacer, como debíamos comportarnos y que expectativas de los demás debíamos cumplir.

Yo no fui la excepción de esa regla, crecí y viví siempre apegada a lo que mis mayores me decían, estudié una carrera que me “garantizara” un futuro, trabajé en empresas internacionales, busqué pareja en los hombres más exitosos del mercado (aunque en este punto no tuve éxito).

Me esforcé en ser una “mujer exitosa”, independiente con una carrera prometedora. Además, cuidaba mi apariencia física y salud.

De vez en cuando, pasaba por altibajos emocionales, hasta que un día se hicieron más frecuentes de lo normal. Al punto en que llegué a pensar que era bipolar. Esto no era inusual, hasta que un día me encontré llegando a mi casa varios viernes seguidos a las 5pm y durmiendo desde esa hora hasta el día siguiente. Pensé, esto podría ser una depresión. Aunque después me calmaba pensando, es que estoy muy cansada.

Veía a todos muy emocionados con sus carreras, con ideas de lo que querían tener en un determinado plazo. Mis amigas querían casarse y tener hijos. Así que pensé, que emprender era la solución a mi sentir y puse un restaurante, lo cual terminó siendo la gran lección de mi vida y desde entonces ya nada ha sido igual.

Tardé en darme cuenta, que mi alma estaba gritándome que lo que estaba haciendo no me llenaba, esto no era lo que quería para mí. Por lo que tuve que llenarme de valentía y comenzar la aventura más importante de mi vida. La aventura de conocerme a mi misma.

Finalmente comprendí lo que dicen muchos gurús y filósofos del oriente, conocerte a ti mismo es conocer el universo (Palabras más o palabras menos…)

Por eso, empecé a participar en talleres, cursos, charlas de Kabbalah, Semiología de la vida cotidiana, Ley de atracción, espiritualidad… Todo lo que estudié, me llevó a cuestionarme hasta la ropa que usaba, la comida que comía, todo lo que sentía. Fueron días en los que me sentí muy desamparada. No entendía porque, hasta que me di cuenta de que no sabía quién era yo.

Fue cuando quité todas las capas de condicionamientos, estereotipos, miedos, expectativas, las voces en mi cabeza de la gente que me quiere mucho, de mis ex novios, de mis amigos, de la sociedad. Cuando finalmente empecé a escuchar mi propia voz y pude romper con una historia de vida insatisfactoria y sin sentido.

Mis deseos, sueños, anhelos, mi ser en sí, ya no quiere lo que pensaba que quería cuando cumplí 30 años. Ya no siento necesidad de casarme y menos de tener hijos, no me interesa trabajar para una empresa exitosa internacional, ni tener la figura de una 20 añera.

Hoy me siento plena conmigo misma, pero OJO, claro que me enfrento a miles de situaciones difíciles, claro que tengo que tomar decisiones que me dan pánico, claro que prefiero la certeza que la incertidumbre, no dejo de tener emociones y miedos, pero sé que la decisión que tome, lo haré por mis deseos profundos y no por lo que la gente espera de mí.

Sé que no todos estamos en este mismo camino, ni que la historia, deseos y sueños son iguales. Pero lo que si se es que todos queremos sentirnos feliz la mayor parte del tiempo y para eso sólo tenemos que aprender a callar las voces de nuestra cabeza, quitarnos los condicionamientos y hacer lo que realmente nos hace sentir plenos y en paz.

Empezar a apreciar las cosas buenas que hay ya en nuestra vida y gozarlas es lo más importante. Todo lo demás siempre llega por añadidura.

La empresa más importante que puedes empezar en tu vida es definitivamente Conocerte a ti mismo.

Si quieres conocer un poco más de mi proyecto de vida, visita mi sitio web: ww.janyagostini.com

¡Hasta la próxima!

Un abrazo

2 Comentarios

  1. Hola amiga, todo este relato de tu vida me recuerda los que escribí hace muchos años y que cada día creo que es verdad y lo difícil que es lograrlo, el título de este escrito es “cuando el corazón habla la mente calla”, buscaré este escrito y cuando lo tenga te lo comparto, un gran abrazo y sigue por ese camino, aunque la distancia nos separa el cariño y la amistad siempre está presente, miles de bendiciones y buenas vibras, te quiero mucho amiga

    1. Y yo a ti también te quiero mucho Albertico!! te llevo en mi corazón por siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.